Beneficios del entrenamiento con pesas

Beneficios del entrenamiento con pesas

Por: SportsShoes

¿Alguna vez has ido al gimnasio y la sección de pesas te parece nada motivadora? ¡No estás solo! Muchas personas van al gimnasio y pasan horas en las máquinas cardiovasculares, no porque sean las mejores máquinas para quemar grasa corporal o "tonificar", sino porque no saben por dónde comenzar con el entrenamiento con pesas.

 

¿QUÉ ES EL ENTRENAMIENTO CON PESAS?

El entrenamiento con pesas, el levantamiento de pesas y el entrenamiento de resistencia son términos familiares para los que hacen del gimnasio su lugar habitual. La mayoría de nosotros hemos utilizado máquinas o "pesas libres" en un gimnasio o hemos hecho flexiones y ejercicios de peso corporal en casa. La definición del diccionario para el entrenamiento de resistencia es: "entrenamiento diseñado para aumentar la fuerza, la potencia y la resistencia muscular del cuerpo a través del ejercicio de resistencia".

 

¿POR QUÉ DEBERÍAS REALIZAR UN ENTRENAMIENTO CON PESAS?

Hay muchas razones por las cuales las personas comienzan el entrenamiento con pesas, ya sea para mejorar el rendimiento deportivo, cambiar la composición corporal, volverse más fuerte, mejorar la postura, aumentar la flexibilidad o mejorar la calidad de vida. La mayoría comienzan el entrenamiento con pesas solo para verse mejor y nueve de cada diez veces un entrenador personal escuchará "Me gustaría tonificar y perder grasa". Las investigaciones demuestran que el entrenamiento con pesas es la forma más efectiva de lograr esto, ya que el objetivo es mantener y aumentar la masa muscular y el metabolismo muscular. Mientras más músculo tengas, mayor será tu gasto de energía en reposo.

 

BENEFICIOS DEL ENTRENAMIENTO CON PESAS

Un programa de entrenamiento con pesas efectivo tiene una gran lista de beneficios, pero levantar pesas de vez en cuando sin un plan o progresión es la forma más rápida de obtener resultados no perceptibles y una pérdida de interés en el gimnasio.

En los primeros meses, tu fuerza, resistencia muscular y potencia aumentarán haciendo que los ejercicios se sientan mucho más fáciles. Notarás que tu postura mejora a través de una mejor flexibilidad y músculos, antes inactivos, más fuertes. También notarás un cambio en el tamaño y la forma de tus músculos que harán que tu cuerpo se vea más firme y que la ropa te quede mejor. Ver estos cambios después de un trabajo duro en el gimnasio puede conducir a un estado mental más saludable, una mejor autoestima, una reducción del estrés y una mejor calidad del sueño. También existen efectos a más largo plazo, como:

  • Menor riesgo de enfermedad cardiovascular.
  • Disminución de la presión arterial alta.
  • Menor riesgo de cáncer de pecho al reducir los altos niveles de estrógeno relacionados con la enfermedad.
  • Disminución del riesgo de osteoporosis al desarrollar masa ósea
  • Reducción de los síntomas del síndrome premenstrual
  • Reducción del estrés y la ansiedad.
  • Aumento de la lipoproteína de alta densidad (colesterol bueno) y disminución de la lipoproteína de baja densidad (colesterol malo)
  • Reducción de aparición de diabetes.

 

CONSEJOS PARA COMENZAR

La técnica y el control lo son todo cuando se trata de levantar pesas. No solo es un riesgo de lesión, sino que también hará que un ejercicio sea menos efectivo. No trabajar un músculo en todo su potencial en cada serie de repeticiones solo va a retrasar tu progreso. No tengas miedo de hablar con el personal de tu gimnasio, ya que están allí para ayudarte a aprovechar al máximo cada entrenamiento.

1. Comienza con ejercicios compuestos: ejercicios donde se trabajan múltiples articulaciones y músculos, como sentadillas, lunges o flexiones. Estos trabajarán todos tus grupos musculares principales creando unos resultados más eficientes con el tiempo.

2. Trabaja todos los músculos principales dos o tres veces por semana inicialmente para crear adaptaciones musculares más rápidamente. Esto ayudará a tu sistema nervioso a reclutar fibras musculares más rápido y conducirá a ganar fuerza.

3. Comienza con dos o tres tipos de pesas que puedas levantar haciendo de seis a ocho repeticiones para cada ejercicio.

4. Controla el movimiento. Esto estimulará más músculo y conducirá a una sesión más efectiva.

5. Asegúrate de que estás progresando en tu entrenamiento. Si no estás progresando, no estás creando un nuevo estímulo para tus músculos. Esto ralentizará tus resultados.

 

Consejos proporcionados por Sam Adams de BLACKLABEL fitness.


ETIQUETAS:

PayPal Direct

Por favor, espera mientras validamos tu pago.

PayPal Direct

Please wait...

PayPal Direct

Lo sentimos ha habido un error con Paypal, por favor inténtalo de nuevo más tarde o utilice un método de pago diferente.

Loading...